Recetas de leche materna para la mamá ocupada

Más y más madres en los Estados Unidos están volviendo a la buena y anticuada lactancia materna. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and PreventionTrusted Source), alrededor del 79 por ciento de los recién nacidos son amamantados por sus madres.

La fuente de confianza de la Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva, es decir, sólo la alimentación con leche materna de su bebé, durante al menos los primeros seis meses. Menos de la mitad de los bebés estadounidenses son amamantados durante ese tiempo.

La leche materna contiene todos los nutrientes que su bebé necesita para crecer fuerte y mantenerse saludable, incluyendo grasa, azúcar, proteínas y agua. También refuerza el sistema inmunológico de su bebé y reduce su riesgo de asma, diabetes tipo 2, leucemia infantil, obesidad y más.

Aunque parece factible tomarse el tiempo para amamantar o sacarse la leche durante la licencia de maternidad, las cosas pueden cambiar cuando y si tiene que volver a trabajar. Si está buscando maneras de asegurarse de que su bebé pueda obtener los nutrientes de la leche materna incluso cuando usted no está en casa, o simplemente está buscando condimentar el menú con golosinas creativas, aquí tiene algunas recetas útiles.

Helado de plátano con leche materna

Los bebés de dentición y los niños pequeños necesitan algo fresco y relajante para sus encías, y esta receta de Diary of a Fit Mommy se ajusta perfectamente a sus necesidades. Es simple – usted usa una banana congelada y leche materna para crear una delicia que mantendrá la mente del bebé alejada de su sufrimiento. No es necesario añadir especias como la canela (opcional en esta receta), ya que su bebé puede ser alérgico.

Panqueques de leche materna

Love y Duck Fat crearon esta receta para el desayuno cuando su hijo pequeño ya no quería alimentarlo con biberón. Obligó a mamá a idear un método para usar toda la leche materna congelada que había almacenado. Aunque cocinar leche materna reduce algunas de las propiedades inmunológicas, ésta es una buena manera de bombear leche a su bebé.

Puré de aguacate

The Picky Eater nos trae esta receta, que según ella fue la primera comida sólida de su hija. Es una técnica bastante rápida y sencilla. También puede congelar el puré, si consigue una buena oferta en aguacates!

Momsicles

Para un bebé que está en proceso de dentición, estas paletas de leche materna básica de Awakening Willow son una opción excelente y relajante. El proceso es bastante simple, y las paletas se asegurarán de que su bebé esté menos gruñón y obtenga todos los nutrientes que necesita.

Paletas de leche materna frutales

Cuando se trata de paletas de leche materna, ¡hay muchas maneras de ser creativos! Esta receta de la Dra. Momma utiliza jugo fresco para crear una delicia sabrosa y dulce que aliviará a su bebé de dentición.

Yogur de leche materna

Si su hogar está lleno de amantes del yogur, no hay razón para que el bebé no lo esté también. La receta es fácil, y puedes personalizarla con puré de fruta o canela. Se necesita un yogur para empezar, pero Hippie Inside dice que 2 cucharadas de yogur natural con cultivos vivos hacen el truco muy bien.

Avena

Los bebés a menudo comienzan sus aventuras de comida sólida con avena o cereal de arroz. Pero no sólo agregue agua a los granos, agregue leche materna! Estas sencillas instrucciones provienen de Deliciously Fit, quien sugiere hacer un gran lote y congelarlo en bandejas de cubitos de hielo para obtener el tamaño perfecto de las porciones para bebés.

Perlas parentales de sabiduría, buenos hábitos

Como padre, usted le pasa algo más que genes a sus hijos. Los niños también aprenden sus hábitos, tanto los buenos como los malos.

Demuestre a sus hijos que usted se preocupa por ellos compartiendo estos consejos de salud que llevarán consigo mucho después de que usted los pueda llevar.

Hábito 1: Hacer que el comer sea colorido

Comer alimentos de diferentes colores no sólo es divertido, sino que también tiene beneficios para la salud. Ayude a sus hijos a entender el valor nutricional de incluir un arco iris de alimentos coloridos en su dieta regular.

Eso no significa que todas las comidas deban ser multicolores. Pero usted debe hacer un esfuerzo para incorporar una gama de frutas y verduras de diferentes colores en su dieta. Deje que los colores varíen de rojo, azul y naranja, a amarillo, verde y blanco.

Hábito 2: No se salte el desayuno

Inculcar una rutina de comidas regulares en la niñez puede ayudar a que sea más probable que sus hijos continúen con este buen hábito cuando sean mayores. Enséñales que un desayuno saludable:

ayuda a mantenerlos fuertes
mantiene a raya las enfermedades crónicas
La Escuela de Medicina de Harvard confirma que ir sin desayuno se correlaciona con cuatro veces la probabilidad de obesidad. Y el alto contenido de fibra en muchos cereales de desayuno puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas. Sin embargo, tenga cuidado con el contenido de azúcar.

Hábito 3: Escoger actividades físicas agradables

No todos los niños aman los deportes. Algunos pueden temer la clase de gimnasia. Pero si ven que usted está activo y encuentran actividades físicas que disfrutan, mantenerse saludable y activo se vuelve fácil.

Es muy probable que lleven su amor por estas actividades hasta la edad adulta.

Si su hijo aún no ha encontrado su nicho deportivo, anímelo a seguir intentándolo y a ser activo con él. Expóngalos a una variedad de actividades físicas como la natación, el tiro con arco o la gimnasia. Seguro que encuentran algo que les guste.

Hábito 4: No seas una patata de sofá

Coge a los niños, y a ti mismo, del sofá y sal por la puerta. La Clínica Mayo informa que los niños que ven más de una o dos horas de televisión al día tienen un mayor riesgo de tener varios problemas de salud, entre ellos:

Deterioro del rendimiento escolar.
Dificultades del comportamiento, incluyendo problemas emocionales y sociales y trastornos de atención.
obesidad o sobrepeso
Sueño irregular, incluyendo problemas para conciliar el sueño y resistencia a la hora de acostarse.
menos tiempo para jugar

Hábito 5: Leer todos los días

El desarrollo de fuertes habilidades de lectura es un componente esencial del éxito de su hijo en la escuela ahora, y en el trabajo más tarde en la vida.

Según la Clínica Cleveland, la lectura ayuda a construir la autoestima del niño, las relaciones con los padres y otros, y el éxito en la vida posterior.

Se recomienda que usted haga de la lectura una parte de las rutinas de juego y de la hora de acostarse de su hijo.

Escoja libros que les gusten a sus hijos para que vean la lectura como una delicia en lugar de una tarea.

Hábito 6: Beba agua, no refrescos

Puede mantener el mensaje simple. El agua es saludable. Los refrescos no son saludables.

Incluso si sus hijos no entienden todas las razones por las que demasiado azúcar es malo para ellos, usted puede ayudarlos a entender lo básico.

Por ejemplo, según la American Heart Association (AHA), el azúcar de los refrescos no proporciona nutrientes. También agrega calorías que pueden llevar a problemas de peso. El agua, por otro lado, es un recurso vital del que los seres humanos no pueden prescindir.

Hábito 7: Observe las etiquetas (etiquetas de alimentos, no de diseño)

Sus hijos, especialmente los preadolescentes y adolescentes, pueden preocuparse por las etiquetas de sus ropas. Muéstreles que hay otro tipo de etiqueta que es más importante para su salud: la etiqueta nutricional de los alimentos.

Muestre a los niños cómo sus alimentos empacados favoritos contienen etiquetas con información vital sobre nutrición.

Para evitar abrumarlos, concéntrese en algunas partes clave de la etiqueta, como la cantidad por porción:

calorías
grasas saturadas y grasas trans
gramos de azúcar

Hábito 8: Disfrute de una cena familiar

Con los agitados horarios familiares, es difícil encontrar tiempo para sentarse y disfrutar de una comida juntos. Pero vale la pena intentarlo.

Según la Universidad de Florida, las investigaciones han demostrado que compartir una comida familiar significa eso:

los lazos familiares se fortalecen
los niños están más bien adaptados
todos comen comidas más nutritivas
los niños tienen menos probabilidades de ser obesos o tener sobrepeso
los niños son menos propensos a abusar de las drogas o el alcohol

Hábito 9: Pasar tiempo con amigos

Las amistades son muy importantes para el desarrollo saludable de los niños en edad escolar, según una investigación publicada por la Clinical Child and Family Psychology ReviewTrusted Source.

Jugar con los amigos les enseña a los niños habilidades sociales valiosas como la comunicación, la cooperación y la resolución de problemas. Tener amigos también puede afectar su desempeño en la escuela.

Anime a sus hijos a desarrollar una variedad de amistades y a jugar con sus amigos con frecuencia. Esto les permitirá adquirir habilidades para la vida a las que podrán recurrir en los años venideros.

Hábito 10: Mantenerse positivo

Es fácil para los niños desanimarse cuando las cosas no salen como ellos quieren. Ayúdelos a aprender a resistir cuando experimentan reveses, mostrándoles la importancia de mantenerse positivos.

De acuerdo con la investigación de la Clinical Child and Family Psychology ReviewTrusted Source, tanto los niños como los adultos pueden beneficiarse del pensamiento positivo y de las buenas relaciones.

Ayude a sus hijos a desarrollar una autoestima saludable y una mentalidad positiva enseñándoles que son adorables, capaces y únicos, sin importar los desafíos que encuentren.