¿Qué es mejor: usar WIFI o cable Ethernet?

Para que puedas conectarte a Internet, se utilizan dos vías: bien sea con WIFI o con cable Ethernet. Probablemente te estés preguntando qué es mejor y para ello, es importante que consideres sus ventajas y una serie de factores que inciden en la calidad de la conexión.

En la actualidad, la red WIFI se ha hecho prácticamente imprescindible en todos los ámbitos de la vida cotidiana, motivado a que son muy útiles en los hogares, oficinas y demás áreas de uso común o al aire libre. En todo caso, el rendimiento dependerá del estándar que se utilice.

Características: WIFI Vs. Ethernet

Al tomar en cuenta la fibra óptica indirecta, si quieres saber cuál es más rápido, la respuesta es el cable de red, debido a que la conexión inalámbrica hará que pierdas gran parte de tu conectividad de media. Cabe resaltar que la media es de 100 Mbps y se sitúa realmente en 36 Mbps y en ocasiones las de 200 Mbps, alcanzan los 100 Mbps. Sin embargo, los avances han permitido ampliar el estándar para lograr mejor velocidad por banda.

Por otra parte, debes analizar cuáles elementos a tu alcance pueden interferir con la señal inalámbrica, entre ellos, es posible que influya la distancia y algunas barreras que afectan el rendimiento de tu conexión. Acá pueden considerarse las ondas electromagnéticas que generan otros dispositivos inalámbricos e incluso, los electrodomésticos que utilizas en tu hogar. También los técnicos refieren que el material de la construcción donde te encuentres puede afectar la señal, al igual que las conexiones que tengan quienes vivan a tu alrededor, debido a la saturación del canal.

Y es que si utilizas un cable, puedes obtener una velocidad promedio de 40 Gbps, hasta de 1 Gb/s sin inconveniente alguno. Si estudias su soporte, puede que logres mayor estabilidad y rendimiento, ya que no dependerías de tantos factores externos.

¿Qué tipo de conexión puedes elegir?

Todo depende del equipo que vayas a utilizar y de lo que tengas en mente hacer. Si en algún asunto de trabajo deseas iniciar la transferencia de archivos lo más rápido posible compartiéndolos con otro dispositivo, lo más recomendable es que acudas al cable de red, ya que lo importante es el rendimiento de la conexión más que la velocidad de la misma. Adicionalmente, deberás considerar esta opción si trabajas con servidores o discos duros compartidos, más si deseas tener una mayor calidad en las imágenes.

Si de movilidad se trata, evidentemente una conexión WIFI puede resultar más cómoda, más si tienes un ordenador portátil. De igual modo, es importante que verifiques la latencia de la conexión, puesto que, si te gustan los videojuegos o cualquier otra actividad que se realiza directamente en línea, tardarás mucho más en acceder al servidor. Si quieres disminuir la latencia, lo mejor es que utilices el cable de red.

En la navegación o en la reproducción de archivos multimedia, la latencia es mínima y a veces, imperceptible, por lo cual no tendrás mayor inconveniente si eliges el WIFI, solo que es necesaria la velocidad y la estabilidad de la conexión.

En conclusión, para determinar ¿Qué es mejor: usar WIFI o cable Ethernet?, deberás analizar las ventajas y desventajas de ambas modalidades que te explicamos anteriormente, a fin de que puedas sacarle el máximo provecho a la red. Si bien es cierto que con una conexión inalámbrica te ahorrarás lo trabajoso del cableado, no olvides que la rapidez es importante en la transmisión de los datos.

Músculo Sartorio ¿Dónde está y cómo se ejercita?

Para inmediatamente hacernos una idea de dónde está ubicado el músculo sartorio, este es el que permite que podamos cruzar las piernas, ubicado en la parte frontal de nuestros muslos, es el más largo del cuerpo humano. Este, según algunos especialistas, inicia en la espina ilíaca de la pelvis, sigue en dirección diagonal por la parte anterior del muslo, continúa cruzando por la parte interna de la rodilla para luego unirse con la tibia en la pierna.

Este músculo ayuda otros para permitir la flexión, rotación y abducción externa de la cadera, por lo que es sumamente importante ejercitarlo y fortalecerlo a través de algunas rutinas de estiramiento y resistencia.

Algunos ejercicios para ejercitar el sartorio

  • Los frankensteins: Este ejercicio cuyo nombre es muy peculiar, ayuda a fortalecer el músculo sartorio a través de la flexión de la cadera. No es necesario usar pesas, pero si así lo prefieres puedes colocarlas en los tobillos para que puedas hacer mayor resistencia. Debes pararte con los pies abiertos justo a la misma longitud que dan tus hombros y con los dedos hacia adelante, luego flexiona la cadera cadera izquierda y debes doblar la rodilla hasta un ángulo de 90 grados, esto hasta que el muslo quede en paralelo al suelo, a la altura que da tu cintura. Posteriormente, sin girar la pierna derecha, ahora cruza la rodilla contrario todo lo que puedas sobre tu cuerpo, y luego abre la cadera izquierda, para que así la rodilla apunte al costado de tu cuerpo. Ahora coloca el pie trasero izquierdo en el piso y vuelve a repetir el ejercicio con la otra pierna. Debes realizar esta rutina con 5 o hasta diez repeticiones por cada lado.

 

  • abducción de la cadera de costado: Es otro buen ejercicio para este músculo, al igual que el anteriormente descrito, el Frankenstein, debes utilizar el peso de tu propio cuerpo o, si bien lo prefieres, usar pesas en los tobillos. Esta vez debes acostarte de tu lado derechos, una pierna encima de la otra. Luego debes flexionar los tobillos a un ángulo de 90 grados, para que de esta forma tus dedos puedan apuntar hacia adelante. Debes mantener apoyada la cabeza sobre tu brazo derecho. Mantén los pies siempre apuntando hacia adelante (es clave para la efectividad del ejercicio), y luego levanta la pierna izquierda para dejar un aproximado de 12 pulgadas de espacio entre las piernas. Debes regresar a tu posición inicial y repetir el ejercicio de cada lado, varias veces.

 

  • Decúbito supino – Flexión de cadera: Al igual que los dos ejercicios explicados anteriormente, este ejercicos llamado flexión de la cadera en decúbito supino, es uno de los más efectivos para fortalecer el músculo sartorio, haciendo este movimiento de flexión de caderas. Lo que debes hacer es asegurar un extremo con una banda de resistencia o con un objeto que sea firme. y el otro extremo en el tobillo izquierdo. Estando sentado, debes delizarte hacia la derecha para que puedas tensar la banda, luego te acuestas boca arriba y extiendes las piernas y talones hacia el suelo. Posteriormente, levanta el pie izquiedo e intenta mover la rodilla hacia tu pecho todo lo que puedas para que estires la banda. Regresa a la posición inicial lentamente y repite el ejercicios. Luego de hacer todas las repeticiones deseadas, debes hacerlo con la pierna y el tobillo contrario.

Puedes ver más ejercicios del músculo sartorio en Actualidad Fitness.

Debes tener en cuenta que este músculo puede lesionarse con mucha facilidad sino se haces los precalentamientos antes de comenzar una rutina de ejercicios, o bien si no se hacen los ejercicios de estiramiento al finalizar. Por ello, es sumamente imprescindible que este musculo sea preparado para llevar a cabo cualquier actividad fisica de moderada o alta intensidad.

Fuente: Actualidad Fitness