Músculo Sartorio ¿Dónde está y cómo se ejercita?

Para inmediatamente hacernos una idea de dónde está ubicado el músculo sartorio, este es el que permite que podamos cruzar las piernas, ubicado en la parte frontal de nuestros muslos, es el más largo del cuerpo humano. Este, según algunos especialistas, inicia en la espina ilíaca de la pelvis, sigue en dirección diagonal por la parte anterior del muslo, continúa cruzando por la parte interna de la rodilla para luego unirse con la tibia en la pierna.

Este músculo ayuda otros para permitir la flexión, rotación y abducción externa de la cadera, por lo que es sumamente importante ejercitarlo y fortalecerlo a través de algunas rutinas de estiramiento y resistencia.

Algunos ejercicios para ejercitar el sartorio

  • Los frankensteins: Este ejercicio cuyo nombre es muy peculiar, ayuda a fortalecer el músculo sartorio a través de la flexión de la cadera. No es necesario usar pesas, pero si así lo prefieres puedes colocarlas en los tobillos para que puedas hacer mayor resistencia. Debes pararte con los pies abiertos justo a la misma longitud que dan tus hombros y con los dedos hacia adelante, luego flexiona la cadera cadera izquierda y debes doblar la rodilla hasta un ángulo de 90 grados, esto hasta que el muslo quede en paralelo al suelo, a la altura que da tu cintura. Posteriormente, sin girar la pierna derecha, ahora cruza la rodilla contrario todo lo que puedas sobre tu cuerpo, y luego abre la cadera izquierda, para que así la rodilla apunte al costado de tu cuerpo. Ahora coloca el pie trasero izquierdo en el piso y vuelve a repetir el ejercicio con la otra pierna. Debes realizar esta rutina con 5 o hasta diez repeticiones por cada lado.

 

  • abducción de la cadera de costado: Es otro buen ejercicio para este músculo, al igual que el anteriormente descrito, el Frankenstein, debes utilizar el peso de tu propio cuerpo o, si bien lo prefieres, usar pesas en los tobillos. Esta vez debes acostarte de tu lado derechos, una pierna encima de la otra. Luego debes flexionar los tobillos a un ángulo de 90 grados, para que de esta forma tus dedos puedan apuntar hacia adelante. Debes mantener apoyada la cabeza sobre tu brazo derecho. Mantén los pies siempre apuntando hacia adelante (es clave para la efectividad del ejercicio), y luego levanta la pierna izquierda para dejar un aproximado de 12 pulgadas de espacio entre las piernas. Debes regresar a tu posición inicial y repetir el ejercicio de cada lado, varias veces.

 

  • Decúbito supino – Flexión de cadera: Al igual que los dos ejercicios explicados anteriormente, este ejercicos llamado flexión de la cadera en decúbito supino, es uno de los más efectivos para fortalecer el músculo sartorio, haciendo este movimiento de flexión de caderas. Lo que debes hacer es asegurar un extremo con una banda de resistencia o con un objeto que sea firme. y el otro extremo en el tobillo izquierdo. Estando sentado, debes delizarte hacia la derecha para que puedas tensar la banda, luego te acuestas boca arriba y extiendes las piernas y talones hacia el suelo. Posteriormente, levanta el pie izquiedo e intenta mover la rodilla hacia tu pecho todo lo que puedas para que estires la banda. Regresa a la posición inicial lentamente y repite el ejercicios. Luego de hacer todas las repeticiones deseadas, debes hacerlo con la pierna y el tobillo contrario.

Puedes ver más ejercicios del músculo sartorio en Actualidad Fitness.

Debes tener en cuenta que este músculo puede lesionarse con mucha facilidad sino se haces los precalentamientos antes de comenzar una rutina de ejercicios, o bien si no se hacen los ejercicios de estiramiento al finalizar. Por ello, es sumamente imprescindible que este musculo sea preparado para llevar a cabo cualquier actividad fisica de moderada o alta intensidad.

Fuente: Actualidad Fitness

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *