Peregrinar el Camino de Santiago con los mas pequeños

Peregrinar el Camino de Santiago con los más pequeños

El reto que representa peregrinar el Camino de Santiago, tiene distintos significados dependiendo del tipo de persona y como lo tomemos. Para muchos es un reto religioso para expiar nuestros pecados, otros lo ven como un reto espiritual para llenar el alma, mientras que para algunos es un viaje social que fortalecerá la unión con la familia o amigos.

Planifica muy bien tu viaje

Aunque en sus inicios se trataba de un trayecto peligroso para los peregrinos y que suponía un esfuerzo monumental tanto físico como mental para terminarlo. La globalización de esta ruta ha permitido que cada año más personas intenten lograr el recorrido y lo vean con más atractivo que antes.

Una experiencia maravillosa necesita ser bien planificada, por esta razón, realizar el camino de Santiago en familia, especialmente cuando habrá niños, no debe tomarse a la ligera e ir improvisando sobre la marcha. 

La importancia de la preparación antes del viaje

Es vital que meses antes de realizar la travesía completa de más de 30 días, todos los miembros de la familia que harán el recorrido, especialmente los niños, se familiaricen con la naturaleza, con estar al aire libre y con hacer caminatas en exteriores

De esta manera evitaremos la fatiga o aburrimiento temprano al empezar el peregrinaje. 

Debemos hacer eso desde un enfoque motivacional y didáctico. Es importante para los niños tener una base de curiosidad acerca del tema religioso y ecológico que verán a lo largo del viaje. 

Si se toma el enfoque correcto el viaje puede ser muy fascinante y entretenido para nuestros hijos.

Limitaciones de realizar el recorrido con niños

Por supuesto que al hacer este extenso recorrido por casi que medio país con nuestros niños, nos tomará mucho más tiempo que si lo realizamos solos. 

Es por ello que debemos tomarnos cada tramo con calma y entender el ritmo de cada pequeño. De esta forma podremos sacar el máximo provecho de cada día.

El promedio normal para una persona es realizar unos 27 kilómetros aproximadamente solo y a ritmo completo. Con niños este promedio baja drásticamente, en especial si se tiene más de uno. 

No debemos exceder los 15 kilómetros por día. Ya que esto representará un desgaste tremendo en nuestros hijos y podría afectar su salud.

Esta regla de 15 kilómetros desciende de acuerdo a la edad de los niños que llevemos al viaje, ¡no recomendamos bajo ninguna circunstancia llevar menores de 4 años de edad por cualquiera de las rutas hacia Santiago de la Compostela! Debido a que se trata mucha veces de terrenos escarpados, montañosos y con irregularidades.

Recomendaciones para viajar por el Camino de Santiago con niños

Si no tenemos tiempo para crear un itinerario de viaje y una planificación completa de acuerdo a posadas y sitios en donde parar, rutas más sencillas y caminos más amigables, lo mejor es considerar contratar los servicios de una empresa que pueda ahorrarnos este trabajo.

No está demás tener un carro de apoyo en caso de que algún miembro no pueda continuar o se canse en medio del viaje. Hay rutas que son más cómodas transitarlas en carro e igual poder apreciar su belleza.

Opiniones de viajar por el Camino Santiago con niños

No hay nada más placentero que realizar un viaje en familia, no solo fortalecerán los vínculos entre padres e hijos. 

Se fomentará muchísimo los intereses religiosos de los más pequeños de la casa. Sumándole mucho a lograr en ellos una fascinación por la ecología y el cuidado del medio ambiente.

Seguramente será una experiencia que ninguno olvidará y con la cual se crearán memorias y momentos que durarán por muchos años. Es increíble lo que puede llenar el lograr una meta de esta magnitud como familia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *